Terapia cognitivo conductual

La terapia cognitivo conductual se ha convertido en una herramienta de mucha utilidad para resolver tanto situaciones emocionales como trastornos conductuales tales como la ansiedad, depresión, agorafobia, fobia social, trastorno obsesivo compulsivo, trastornos alimenticios, etc.

¿Qué es la terapia cognitivo conductual?

 

La terapia cognitivo conductual es una metodología de apoyo psicológico que le permite al paciente mediante la identificación de conductas, pensamientos y creencias limitativas cambios estructurales en su comportamiento.

Acompaña al paciente a interpretar de manera objetiva y de aprendizaje los acontecimientos que suceden en su día a día. Aportando herramientas que le permitan un buen manejo de las emociones y una resolución efectiva de situaciones que truncan su desarrollo personal.

La terapia cognitivo conducta favorece la identificación y cambio de pensamientos que estimulan conductas negativas, esto mediante un diálogo de auto escucha donde el paciente reconoce sus habilidades, herramientas y limitaciones; trabajando en estas últimas.

Traemos un bagaje, una historia, un acondicionamiento que en ocasiones no nos permite resolver asertivamente nuestra cotidianidad, por lo que el reconocimiento de estas creencias o patrones conductuales limitativos heredados y adquiridos es fundamental en este tipo de procesos.

La motivación asertiva es parte del funcionamiento de la terapia cognitivo conductual, así como el crear pensamientos positivos que favorezcan tanto tu desarrollo personal como la relación sana de quienes te rodean.

¿En qué casos se puede aplicar la terapia cognitiva conductual?

 

Este tipo de terapia puede aplicarse a trastornos conductuales en el individuo, tales como: trastornos de ansiedad generalizada, trastornos depresivos, trastorno de déficit de atención e hiperactividad, trastornos alimenticios, miedos, fobias, resolución de situaciones cotidianas desde el buen manejo de emociones, apego ansioso, entre otros.

También favorece la autoestima, la autosuficiencia emocional, la autoconfianza, de tal manera que el individuo pueda sentirse capaz y seguro de resolver su vida de forma asertiva, productiva y resiliente.

Un proceso mediante terapia cognitiva conductual te ayuda a resolver de primera mano lo que te lleva a terapia, por lo que empiezas a sentirte mejor desde las primeras sesiones, por supuesto esto no excluye la historia ni el entorno social del paciente para generar cambios estructurales y permanentes.

Ejemplo de técnicas de Terapia cognitiva conductual

La identificación de creencias y condicionamientos favorece el cambio de pensamientos y permite que la interpretación de los acontecimientos se enfoque en los aprendizajes que puedan generarse y no en la victimización.

¡Se valiente! atrévete a sentirte pleno y feliz, identificando aquello que no te permite crecer en la vida y realizar cambios significativos, mediante un proceso terapéutico cognitivo conductual.  

Gracias por darte el tiempo de leer mi columna. Sigo al pendiente de tus comentarios y sugerencias, ¿qué tema te gustaría que abordara? Exprésate, para mí, es un placer compartir contigo…Linda vida.

Si tienes algunas dudas sobre este tema, estoy a tus órdenes.  Estaré al pendiente chateando en vivo via WattsApp el sábado de 9 a 10 de la mañana. 

Déjame tus comentarios y sugerencias en mi sitio web:

WattsApp 9982412230

Gloria Villalobos Corral

Licenciada en Psicología Clínica

Terapia Cognitivo conductual y de Programación neurolingüística

[email protected]

Facebook: Aprendiendo a vivir

Frase de la semana:

“Un buen maestro sabe que en todo ser humano hay grandeza” Mario Alonso Puig

Libros recomendados:

“¿Cómo aprende el cerebro?”   Sara Jayne

“El poder del Ahora“  Eckhart Tolle

“Cuentos para pensar”   Jorge Bucay

terapia cognitivo conductual

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.